Testimonios de seminaristas

“Y, DEJÁNDOLO TODO, LO SIGUIERON” (Lc 5,11)

            La misma llamada que Cristo hizo a los apóstoles hace dos mil años la siguen escuchando hoy miles de jóvenes en todo el mundo. Varios de ellos, seminaristas de Madrid, han querido contarnos cómo les llamó el Señor. Nos revelan también aquellos aspectos que más les atraen de la vida sacerdotal y su firme propósito de entregarse sin reservas al servicio de la Iglesia y de las almas. Ciertamente, hay tantas vocaciones como llamados por Dios, y cada una de ellas es una aventura apasionante.

“No se lo he puesto nada fácil al Señor”

Carlos Cabrera (5º)

Testimonios de otros seminaristas: