Gracias a tu generosidad seré sacerdote

Nuestro Seminario depende de las ayudas de mucha gente para continuar formando sacerdotes. Si quieres colaborar puedes hacer una aportación mensual o anual para los gastos de un seminarista.

También puedes hacer
Bizum 01369
o llamar al
91 365 29 41

Nuestra vocación

Los seminaristas respondemos a la llamada del Señor, que da “el don y el compromiso de hacer presente al Buen Pastor en medio de su pueblo”¹. En el Seminario nos preparan para ser “educadores del pueblo de Dios en la fe”, y capacitarnos para “proclamar con autoridad la Palabra de Dios, para reunir al Pueblo y alimentarlo con los sacramentos, para ponerlo en el camino de la salvación y conservarlo en la unidad”².

Pablo Galiot

24 años. 6º curso

“El Seminario es donde me enamoro de Cristo, de nuestra vida y nuestra misión. Cuando sea sacerdote, quisiera llevar la alegría de Cristo y el amor de Dios. Espero aportar cercanía y ser capaz de escuchar y atender con delicadeza a quien lo necesite”

Jorge Boada

34 años. 6º curso

“Espero llegar a ser un hermano y un padre coherente, un amigo y un compañero de fiar en el que veáis a Jesús presente, escuchando, consolando, siendo apoyo y guía en el camino. Quisiera aportar todo lo que soy y he recibido”.

Javier Pastor

22 años. 5º curso

“Además de contribuir llevando la palabra de Dios y los sacramentos, quisiera aportar frescura, alegría, amor, cariño y ternura de Dios. Que las personas con las que conviva se sepan acogidas, queridas por el Señor”.

Enrique de Arteaga

25 años. 6º curso

“Quiero aportar a la Iglesia todo lo que soy, mis capacidades y mi ilusión, reconociendo también mis debilidades, aquello que me cuesta. Espero poder acercar la alegría, la paz y el perdón de Jesucristo a todas las personas que Dios ponga en mi camino”.

1. Discurso del papa Francisco a los miembros del Pontificio Seminario Regional Flaminio. Roma. 9 de diciembre de 2019.
2 Cf. Pablo VI, Exhortación apostólica Evangelii nuntiandi, 68.

El Seminario lugar de crecimiento y de formación en la fe

El Seminario Conciliar está en el centro de Madrid, muy cerca de la Catedral de la Almudena. Allí nos formamos 101 seminaristas. Durante los ocho años que dura la preparación al sacerdocio nos dirigen
y acompañan el rector, seis formadores y tres directores espirituales.

Este es nuestro hogar que, como dice el papa Francisco, ha de identificarse por tres aspectos fundamentales³:

Casa de estudio

“El estudio es parte de un itinerario destinado a educar una fe viva y una fe consciente, llamada a convertirse en la fe del pastor”.

Casa de comunión

“La caridad pastoral del sacerdote no puede ser creíble si no va precedida y acompañada de la fraternidad, primero entre los seminaristas y luego entre los sacerdotes”.

Casa de oración

El Seminario es una casa de oración, “donde el Señor convoca a los suyos a un lugar apartado para vivir una experiencia fuerte de encuentro y de escucha”.

El Seminario es, por tanto, la casa donde oramos, estudiamos y convivimos y requiere de una infraestructura y unos servicios. Anualmente, los gastos de alojamiento, formación y manutención de cada seminarista son de 15.000 euros.

Muchos de nosotros no disponemos de medios para sufragar nuestra formación sacerdotal. Por ello, necesitamos la colaboración económica de personas que, como tú, estimáis y comprendéis la importancia de la labor del Seminario.

3. Discurso del papa Francisco a los miembros del Pontificio Seminario Regional Flaminio. Roma. 9 de diciembre de 2019.3. Discurso del papa Francisco a los miembros del Pontificio Seminario Regional Flaminio. Roma. 9 de diciembre de 2019.

3. Discurso del papa Francisco a los miembros del Pontificio Seminario Regional Flaminio. Roma. 9 de diciembre de 2019.